El comisario Tomás Peñaloza, jefe de la comisaría primera, confirmó la detención de un delincuente, tras cometer un ilícito en un local comercial ubicado en la peatonal Joaquín Víctor González.

El delincuente había ingresado al local comercial de venta de ropa Etam con el pretexto de pedir permiso para utilizar el baño. Pero ante la distracción de la cajera, una mujer de apellido Salvatierra, le arrebató el teléfono celular y salió corriendo.

Se trata de Adolfo Enrique Ortiz, de 31 años, quien fue detenido por hurto en grado de flagrancia, quedando alojado en alcaidía a disposición de la justicia. Al mismo tiempo, informó que fue recuperado en perfecto estado el elemento que había sido sustraído.

El hombre, que tiene antecedentes por delitos contra la propiedad, fue apresado en la intersección de Oyola y Rivadavia, tras una persecución.

Fuente: Fénix

Por admin