El policía de la localidad de Chimbas en la provincia de San Juan, Oscar Mura de 28 años, fue asesinado de tres disparos por su pareja. Por el crimen fue detenido su pareja, Diego Espejo, que lo habría ultimado con la misma arma del agente de la fuerza de seguridad sanjuanina.

Espejo (28), es el principal sospechoso por la muerte de Oscar Mura, un joven agente de la Policía al que durante la madrugada del viernes lo mataron de al menos tres disparos en el pecho. 

Diego Espejo, principal acusado del crimen de Oscar Mura

Según expresó el fiscal Adrián Riveros, Espejo sería la pareja Mura y todo indica que fue quién lo mató  usando su arma reglamentaria. Además, un vecino que fue testigo del fatídico episodio aseguró que, tras cometer el crimen, Espejo le confesó haber sido él quién lo mató. Por estas horas Espejo se encuentra detenido. 

Un hombre que vive en uno de los departamentos vecinos al de Mura presenció la fatídica noche y es uno de los testigos claves que tiene la Policía para esclarecer el hecho.

«Un vecino fue el que escuchó los disparos a las tres de la mañana y dio aviso al 911. Lamentablemente, cuando se hizo presente en el lugar personal policial el cuerpo ya estaba sin vida y el presunto victimario, de apellido Espejo, junto a él. Según el testigo, Espejo le confesó que fue él quién lo mató», expresó el fiscal Adrián Riveros en rueda de prensa. 

«Se han podido recabar todas las pruebas y evidencias y todo indica que Espejo lo habría matado. Conforme a las pruebas que se han recolectado, Espejo mantendría un vínculo amoroso con la víctima», agregó Riveros.

Según el fiscal, al joven policía lo habrían matado de al menos tres disparos y, según todo indica, los mismos habrían sido disparados desde su arma reglamentaria. «Tiene tres disparos en el abdomen y uno en la espalda, que sería un orificio de salida», explicó.

Domicilio donde se encontró al policía asesinado

Diego Espejo, acusado de matar al policía, tiene una pareja y dos hijos. Desde su entorno más cercano, dicen que el policía (ahora fallecido) era un obsesivo y que lo hostigaba todo el tiempo. 

Se sospecha que el presunto homicida, Diego Espejo, acusado de matar a disparos a su pareja, el policía Oscar Mura, tenía una doble vida. El acusado tiene una pareja y dos hijos; quienes no sabían nada sobre su otra relación, confirmaron desde la UFI Delitos Especiales. 

Desde el entorno más cercano al homicida defendieron al detenido, acusaron al policía de ser una persona obsesiva con Espejo, que llamaba todo el tiempo y que lo hostigaba. Hasta sus defensores, Gustavo de la Fuente y Juan Manuel Vargas, expresaron que Mura amenazó a Espejo diciéndole que toda su familia “la iba a pagar”.

Oscar Mura tenía 28 años y se desempeñaba como miembro de la Comisaría 17. Según relataron desde su entorno, Mura se había recibido de Policía hace un año y había sido nombrado hace tan sólo seis meses.

Oscar Mura de 28 años

«Ayer hablé con él y quedamos en juntarnos hoy. Me contó que estaba feliz porque había podido terminar de comprar todos los muebles para su casa», dijo una amiga, quien prefirió reservar su identidad, en diálogo con medios de San Juan.

Según el fiscal Adrián Riveros, quien lleva adelante la investigación, el detenido se encontraba en el lugar en el momento en el que encontraron el cuerpo de Mura sin vida. Testigos y vecinos lo señalaron como el responsable de la muerte del joven agente. 

Tiempo de San Juan

Por admin