Un escándalo por abuso sexual infantil salió a la luz el viernes en la provincia de San Juan tras la detención de un empresario y un dirigente social acusados por la violación de una chica de 14 años. 

Según los investigadores, la tía de la menor, una joven promotora y modelo que tiene más de 16 mil seguidores en su cuenta de Instagram, habría sido la responsable de facilitar el encuentro con la víctima para su explotación sexual.

La denuncia fue presentada por la mamá de la adolescente y hermana de la supuesta entregadora, acusada en las últimas horas de ser facilitadora o promotora de abuso sexual infantil, un delito por el que podría recibir una pena de entre 5 y 10 años de cárcel.

La investigación por estas horas se concentra en el celular de la “influencer”, que antes de quedar detenida era muy conocida en el ambiente nocturno y trabajó también como promotora de carreras automovilísticas y como modelo. Ahora, el resultado de los peritajes podría ser la prueba clave para determinar si fue ella quien efectivamente actuó como intermediaria para prostituir a su sobrina. No descartan que haya más detenciones.

Según los primeros elementos surgidos en la causa, que fueron difundidos por el portal local Tiempo de San Juan, los presuntos “clientes” habrían pagado hasta $10.000 por tener relaciones sexuales con la víctima. Incluso, en base al intercambio de mensajes, la fiscalía logró establecer que con uno de ellos, la adolescente mantuvo, al menos, cuatro encuentros.

El caso es investigado por los fiscales Valentina Bucciarelli y Francisco Micheltorena, que en las últimas horas imputaron a la principal sospechosa por los delitos de promoción y facilitación a la prostitución de una menor agravadas por el vínculo, y en el caso de los supuestos “clientes”, por haber mantenido una relación sexual con una persona menor de edad, valiéndose del engaño o de la superioridad que se tiene sobre ella.

El nombre de la mujer detenida no se dio a conocer para preservar la identidad de la menor, que ya testificó en el centro Anivi (centro judicial de Abordaje Integral de Niños, Niñas y Adolescentes que podrían ser víctimas o testigos de abusos sexuales).

Roberto Fido Galván y Carlos Cassab están imputados por estupro y una mujer, cuyo nombre no se publica por su lazo de identificación con la menor, es acusada como facilitadora o promotora de prostitución infantil. Hasta antes de caer tras las rejas, era muy activa en sus cuentas de redes sociales, en las que sube historias en el gimnasio, en bares. La mujer de 33 años es muy conocida en el ambiente de la noche y trascendió que hasta cobra por presencias en boliches.

La rubia es dueña de un local de ropa, lugar en donde la menor habría conocido a los sujetos con los que mantuvo sexo. En ese negocio se habría gestado la vinculación con los hombres, quienes según indican las pruebas de los teléfonos celulares, habrían pagado hasta $10.000 por tener relaciones sexuales con la chica de 14 años de edad.

Además de su continua participación en las redes sociales, la señalada es conocida también por sus presencias como promotora en carreras de autos no sólo en San Juan sino también en varias provincias. También ha sido protagonista de campañas de moda en varios medios de comunicación de la provincia. En la noche se la conoce por concurrir acompañada a eventos por chicas diez años más jóvenes que ella.

Por admin