El que va camino a convertirse en el mayor robo de ganado de la Argentina, denunciado por tres firmas con sede legal en Buenos Aires, comienza a definir un alcance pocas veces visto en el país. Se suceden las denuncias cruzadas por el faltante de esos 3500 animales. Pero no pocos investigadores se animan a asegurar, como muchos ganaderos creen, que se abrió la puerta a una investigación hasta ahora insospechada, con un alcance imprevisto y con centenares de millones de pesos en juego, indicó el diario La Nación.

Hay tres productores-empresarios detenidos y otro sospechado. Se habla de muchos animales malvendidos, otros posiblemente entregados en pago para saldar deudas, y un negocio que superaría, inicialmente, los 300 millones de pesos. Además, no se descartan nuevos allanamientos que podrían complicar aún más a algunos de los involucrados en el gran robo.

El total de animales robados encontrados en campos del también ex gobernador tucumano ya asciende a 799. Hasta el momento, sobre unos 10.000 animales revisados, detectaron 1.030 robados, incluidos 231 detectados en un establecimiento de otra empresa, cerca del 90% de ellos con sobremarcas

Aunque ya hay tres detenidos en la causa, hasta ahora Alperovich sigue en libertad. El senador (en uso de licencia) y ex gobernador tucumano también fue denunciado por violación y abuso sexual por una sobrina que trabajaba con él como asistente, pero no ha hecho declaraciones públicas sobre este nuevo caso, según publicó Infobae.

Los animales robados fueron claramente identificados por las “marcas líquidas” (aquellas que se le aplican al ternero al nacer en un campo), dijo a Infobae Hernán González, quien representa legalmente a las tres empresas que están intentando recuperar su rodeo.

Al igual que casos recientes, explicó González, en el 90% de los casos de los animales identificados quienes los robaron aplicaron sobremarcas, pero la inspección que se hace animal por animal no deja dudas respecto de a qué empresa pertenecen, dijo González.

“Tenemos para varios días más de control, es un campo de cerca de 5.000 hectáreas y hay que pasar los animales por una manga y revisar las marcas, uno por uno”, explicó González, y tienen aún un largo trabajo por delante. “Estamos abocados al recupero de animales”, dijo González, quien destacó la tarea de la fiscal Mariela Bitar de Papa, que ordenó y encabeza los procedimientos, y de la policía provincial.

La denuncia es por el robo de unos 3.500 vacunos. En los procedimientos previos ya se habían identificado 631 animales robados, 400 de ellos en “La Galesa”, de Alperovich, y 231 en el campo de la firma ganadera Agrolam, donde el fondo ganadero Adblick realiza el engorde de terneros bajo el sistema de capitalización. Este campo está ubicado en Quimilí, provincia de Santiago del Estero.

El procedimiento de ayer se realizó en campos que Alperovich tiene al norte de Tucumán, en el paraje Bandera Bajada Ruta 2, en el límite con Chaco.

Hasta ahora, en los distintos procedimientos se llevan revisados unos 10.000 animales, de los cuales 1.030 eran robados: 799 encontrados en campos de Alperovich y 231 en los capitalizados por Adblick.

Un comunicado de las firmas denunciantes señaló que “este importante y exitoso balance provisorio de vacunos recuperados, nos permite realizar las siguientes reflexiones frente al caso:

-La importancia de confiar en la justicia y en las autoridades del Ministerio Público de Santiago del Estero, que con dedicación, trabajo y determinación han logrado reunir pruebas irrefutables de la maniobra de la que hemos sido sus verdaderas víctimas e identificar en un plazo muy breve a las personas y sociedades responsables de la tenencia irregular de la hacienda de nuestra propiedad;

-La relevancia de contar con el apoyo de la policía de Santiago del Estero cuyos funcionarios especializados en delitos rurales han demostrado una gran eficacia en la investigación y en la rápida identificación de nuestro ganado, trabajando con rigurosidad y estoicismo aún en condiciones geográficas, logísticas y meteorológicas adversas;

-La llamativa impunidad con la que han actuado personas y sociedades, que en los meses previos no dudaron en ocultar la tenencia irregular de la hacienda de nuestra propiedad y que al ser sorprendidos por la acción de la justicia han apelado a la estrategia de la victimización.

Por eso, las empresas denunciantes ratificaron que “frente a las irregularidades detectadas y elementos reunidos en la causa, no hay tenedor de hacienda de terceros de buena fe” y decidieron “impulsar las acciones penales y civiles que correspondan contra los que finalmente resulten involucrados por la justicia en la maniobra”.

Aunque ya hay tres detenidos en la causa, hasta ahora Alperovich sigue en libertad y no ha hecho declaraciones públicas sobre este caso, según publicó Infobae.

Fuente: Contexto

Por admin