*Por Juan Pablo Parrilla

Este jueves se conoció que un grupo de tenedores de los bonos verdes en default demandó en tribunales de Nueva York a la provincia de La Rioja. Uno de los principales cerebros detrás de la maniobra es el abogado estadounidense Dannis H. Hranitzky, que representó en su litigio contra Argentina al fondo buitre NML Capital, del empresario Paul Singer.

Hranitzky trabajó hasta hace poco más de un año para el estudio de abogados Dechert, de Nueva York, contratado por Singer. El 2 de octubre de 2012 se apersonó frente a la Fragata Libertad, el buque escuela de la Armada, que estaba aparcado en el puerto de Tema, en Ghana. Entregó su pasaporte para poder subir al barco y, una vez que abordó, le notificó al capitán que la nave había sido embargada en el marco de la demanda que había entablado la firma de Singer contra el país.

Aunque finalmente un fallo internacional ordenó la liberación de la fragata, la estrategia de Hranitzky le dio fama de experto en litigios por deuda soberana. Y al final de ese proceso, su equipo de abogados logró un bloqueo legal a los pagos de la deuda de Argentina, que cayó nuevamente en default y terminó pagando 9.300 millones de dólares a los fondos buitre en abril de 2016.

Crece el desencuentro entre Argentina y Ghana por la captura de la fragata ' Libertad', retenida desde el 2 de octubre
La Fragata Libertad, retenida en Ghana.

Por ese caso, la firma Dechert ganó en 2016 el premio “Global Dispute of the Year: U.S. Litigation (Finance)” que entrega la revista The Amercan Lawer, muy prestigiosa entre los abogados de los Estados Unidos.

Pero Hranitzky tiene otros premios y menciones. Por caso, según su biografía oficial, es una de las cinco personas reconocidas desde 2016 por la firma especializada Legal 500 como uno de los “Abogados líderes” en litigios internacionales.

De acuerdo a ese resumen oficial de sus logros, el equipo de Hranitzky obtuvo el primer fallo de un tribunal de Estados Unidos que reconoció a un banco central como un alter ego de su Estado matriz. También logró el primer embargo de activos en el Banco de Pagos Internacionales de Basilea, Suiza, y consiguió una orden que perforó el velo corporativo entre el bufet de abogados panameño Mossack Fonseca, famoso por los Panamá Papers, y su filial de Nevada.

Nuevos socios, mismos litigios

En un artículo sobre este abogado recibido en Harvard, el diario Clarín contó que el 21 de enero del año pasado Hranitzky abandonó junto a su equipo el estudio Dechert, a donde había trabajado por 13 años, para encabezar un área especializada en deuda externa impaga en el bufet Quinn Emanuel Urquhart & Sullivan, que tiene sedes en doce estados de EEUU, nueve ciudades de Europa, tres países de Asia y en Australia.

Quinn Emanuel Urquhart & Sullivan | Diario Valor
Quinn Emanuel, el bufet que demandó a La Rioja.

Ese enorme estudio internacional fue uno de los que poco después negoció con el ministro de Hacienda, Martín Guzmán, el último canje de deuda, en nombre de los tres grupos más importantes de acreedores privados que tiene Argentina. Las conversaciones terminaron con un acuerdo en septiembre de 2020 por casi 65 mil millones de dólares.

Ahora la firma Quinn Emanuel Urquhart & Sullivan es uno de los dos estudios que encabezan la demanda de la Coalición de Bonistas de Provinciales Argentinos (CBPA) contra La Rioja.

El otro bufet que trabaja con la CBPA es White & Case, cuyo referente en reestructuración es Ian Clark, con experiencia en emisiones, pero que de acuerdo a su perfil oficial estuvo al otro lado del mostrador en conflictos de deuda soberana en Ucrania, Mozambique, Azerbaiyán, Bulgaria, Qatar y Egipto. Se recibió de abogado en la Universidad de Virginia y es licenciado en letras por Universidad de Yale.

Ian Clark | White & Case LLP
Ian Clark, uno de los abogados que realizó la demandó a La Rioja.

La demanda

El estudio de abogados White & Case informó el jueves, a través de una gacetilla de prensa publicada en PR Newswire, sobre la demanda de los bonistas contra gobierno de La Rioja ante el Tribunal de Distrito de Estados Unidos del Distrito Sur de Nueva York.

Según esa fuente, el grupo de demandantes tiene el 63% de los bonos verdes, que vencen en 2015 y que están en default desde febrero. El bufet denunció que la Provincia no abonó dos pagos semestrales de los intereses y aseguró que en el presupuesto para este año no se incluyó ninguna partida para cancelar esas deudas.  

Por admin