Las fiestas clandestinas y las llamadas «juntadas» no paran de ser denunciadas por vecinos que ven también, que la policía no interviene. En todos los departamentos se siguen multiplicando las quejas, en el momento que la pandemia registra altos números de contagiados y muertes en toda la provincia.

En Capital, vecinos denunciaron que en el «barrio Hospital sector 1 peatonal 102, todos los fines de semana, es una juntadera de borrachos en la puerta de la casa de un ex comisario retirado, la misma juntada hace su nieto , el 911 no atiende nunca las llamadas, y tampoco interviene cuando uno logra denunciar», dijeron a nuestro medio.

Los controles de las «juntadas» y fiestas clandestinas en la localidad de Chepes, durante el transcurso del fin de semana, sigue siendo una de las deudas más importante de la fuerza policial. De hecho vecinos expresan que en la madrugada de este domingo se cansaron de llamar por una «clande» pero jamás actuaron. Según fuentes de distintos barrios, el fin de semana hubieron al menos 10 fiestas clandestinas.

Vecinos del Barrio Santa Rita, y Las Toscas, se contactaron con Radio Metro de la localidad de Chepes, para expresar su bronca, molestia e impotencia ante el accionar policial referido a las fiestas clandestinas y juntadas que se desarrollan los fines de semana. Los vecinos se contactaron a las 05 de la madrugada del domingo con nuestro medio para intentar obtener una respuesta que la policía no les habrían estado brindando, y es que de acuerdo a lo manifestado se comunicaron en reiteradas oportunidades con el número de emergencias para denunciar una “juntada” en un domicilio ubicado sobre la Avenida Belgrano y nunca les atendieron el teléfono.

Tras varios intentos atinaron a llamar al 112, número de bomberos, donde consiguieron ser atendidos para que envíen un móvil y procedan al despeje de la reunión, pero “vino una vez el móvil y siguieron normal hasta el amanecer” relató un vecino que también agregó, “da bronca la placita llena de pendejos y la policía nada“. Además tomaron conocimiento que en el sector de la ciudad habían detenido a cuatro personas por un accionar similar al que estaban denunciando, “viendo esto de estos chicos que son gente humilde a ellos si los meten presos pero a los que tienen plata no“, aclarando que esta manifestación es porque el propietario del domicilio donde se estaba llevando a cabo la “fiesta” es un profesional local.

El enojo en los vecinos no es solamente por lo ocurrido este sábado, sino que ” lo hace todos los sábados, y hay vecinos que tenían miedo de meterse en problemas”. Al finalizar nuevamente remarcó que “da bronca porque a la gente humilde como esos chicos del lado sur los meten preso y el móvil que llegó sabe que había joda ahí“.

Para refrendar que efectivamente intentaron comunicarse en reiteradas oportunidades con la comisaría local facilitaron la captura del registro de llamadas con el horario en la cuál realizaron las mismas, algo que la fuerza deberá rever ya que no es la primera vez que se deja constancia que la vara con la cuál se miden las “juntadas o clandes” no es la misma para todos, y con privilegios que preocupan ya que la pandemia y restricciones abarcan absolutamente a todos.

Por admin