En el marco de la 6º Semana Mundial de la Seguridad Vial, la ONG Corazones Azules pidió reducir la velocidad máxima permitida para circular en calles urbanas.

“Necesitamos que el Estado aparezca con campañas de prevención y para hacer cumplir con las normas”, manifestó el titular de la ONG, Pedro Perota. E hizo hincapié en modificar la legislación para que las personas que conduzcan borrachas, vayan presas

“Argentina está entre los países con mayor índice de accidentes de tránsito y de muertes en accidentes viales. Acompañamos una iniciativa de OMS, que propone que en las grandes urbes se descienda el máximo de velocidad de 40 a 30 km/h”, resaltó y consideró que “al bajar 10 km/h, se desciende considerablemente las lesiones de las personas accidentadas”.

“Pedimos que esa modificación vaya al código procesal penal, para que sea ley”, manifestó y agregó que “fallece por año más gente por accidentes viales que por delitos, como robos”.

Fuente: Fénix

Por admin