[REDACCIÓN EL FEDERAL] Tania Tobares, la empleada municipal que denunció que en el departamento Rosario Vera Peñaloza la forzaban a compartir su sueldo con otras dos empleadas, reveló también que dejaron vencer alimentos en plena pandemia.

La joven de 25 años trabajaba en la Secretaría de Desarrollo Social y Humano. Mientras denunciaba su caso en Radio Metro de Chepes, reveló un dato que ayer sacudió a la política local: habría alimentos vencidos en la dependencia en la que prestaba funciones.

«Una vez fui al lugar donde tienen toda la mercadería para dar y había cualquier cantidad de mercadería vencida. Por no darle a la gente, prefieren que se venza«, denunció Tania. Y describió lo que vio: «harina llena de gorgojos y polenta vencida, porque no querían darlas».

La denuncia se conoce en medio de una crisis social que afecta al país. Según datos del INDEC, la pobreza infantil a nivel nacional alcanza al 62,9% de los niños.

La mujer culpó por el escándalo a la secretaria de Desarrollo Social, Shirley Pesce, quien fue secretaria de Gobierno del intendente Cristian Pérez. “Habían cosas que se hacían mal. Yo lo veía: iba una persona a pedirte un bolsón y muchas veces se negaban a dar un paquete de leche, porque supuestamente cobraban una asignación o una Tarjeta Alimentar, o si la cobró ayer no le querían dar porque supuestamente tenían plata para comparar», explicó. Y aclaró: «Toda la mercadería no llega del bolsillo de ellos, llega del Gobierno, yo lo veía todos los días”.

«Toda la gente que iba era gente pobre, que yo veía con necesidad, que daban la vuelta y se iban», finalizó.

Por admin