El Partido Justicialista de La Rioja cuestionó a la oposición y la acusó de pretender “transformar un gesto ejemplar de legisladores en una crisis institucional”, luego de que en la Legislatura se aprobara un proyecto que propone que los legisladores donen la mitad de su sueldo y que, con el 50% de los recursos que percibe mensualmente la Cámara, se realice un aporte por tres meses para solventar al sistema sanitario.

“Cierto sector operador de prensa opositora de nuestra provincia avanzó en los medios nacionales tratando de instalar en la opinión pública que La Rioja está viviendo una grave crisis institucional”, afirmó el PJ riojano.

Denunció que existe una “estrategia de colocar a la provincia en una situación de caos, instrumentada desde la cúpula del PRO a nivel nacional”, motivada por el pedido de juicio político contra el legislador Gustavo Galván y contra la intendenta de la capital provincial, Inés Brizuela y Doria. Esos planteos se dieron luego de que se filtraran mensajes en los que se instigaba a la movilización de supuestos comerciantes a escrachar al gobernador en su domicilio.

“Este nuevo episodio de confrontación, generado esta vez en el seno de la Legislatura provincial, es una cuenta más en el largo rosario de operaciones que, con la participación activa de los medios y, cuando se puede del Poder Judicial, instrumenta sistemáticamente la oposición, no solamente en nuestra provincia sino en todo el país”, sostuvo el peronismo de La Rioja.

En esa línea, se denunció una “una velada intención de transformar a la provincia de La Rioja en una nueva Formosa, tras el frontal y mendaz ataque sufrido por el gobernador Gildo Infran meses atrás, y que continúa hasta el día de hoy”.

“Lo que tienen en común Isfran y Ricardo Quintela, en definitiva, es que son dos gobernadores profundamente peronistas y que cuentan con el inquebrantable apoyo de los sectores populares en todo el territorio”, concluye el comunicado.

Fuente: Página/12

Por admin