[REDACCIÓN EL FEDERAL] La madre de la hija del diputado Ismael Bordagaray pidió que el ex intendente de Famatina se haga cargo de la obra social de la menor, que necesita hacerse estudios y controles regulares porque tiene problemas de la vista.

Zulma Herrera se comunicó con EL FEDERAL tras realizar la denuncia públicamente en redes sociales y detalló su reclamo.  “La nena tiene problemas de la vista y necesita controles. Con lo que él me pasa no alcanza para darle de comer y hacer los estudios que se tiene que hacer”, explicó.

“Quiero que esto llegue a los oídos de él. Yo me he manejado con el abogado de él y nunca he recibido respuesta . Entones hoy lo quiero hacer público porque me cansé de hablarlo, de esperar, de mantener una postura pacífica. No es que se lo vengo diciendo hace un mes, llevo años pidéndole lo mismo”, manifestó.

Bordagaray es presidente de la Comisión de Desarrollo Humano y Familia de la Legislatura. La denuncia podría configurar un caso de “inhabilidad moral”, que el artículo 95 de la Constitución provincial establece como una causal de remoción.

“Es un diputado, puede pasarle el dinero a su hija. Le guste o no le guste, es obligación de él, lo tiene que hacer, sobre todo si se llena la boca en todos lados”, insistió Zulma.

El caso se conoció hace varios años, cuando Herrera denunció que tuvo que apelar a la justicia para que Bordagaray reconozca a su hija, que se realizó un estudio de ADN por pedido del diputado. No obstante, la mujer aclaró que su hija “no tiene contacto con él, no lo conoce”.

Por admin