[REDACCIÓN EL FEDERAL] Juan José Cano, procesado por el homicidio de Diego Torres en el barrio Yacampis, está a un paso del juicio oral, que está previsto que comience el próximo 23 de agosto. En ese marco escribió una carta en la que confesó que está arrepentido y denunció al abogado Adrián Vedia.

“No estaba premeditado, ni planeado, porque si así fuese yo no hubiera buscado ayuda minutos antes de esa tragedia. Al ver que no recibí ayuda de los policías que estaban en aquel maldito momento, inmediatamente perdí la razón“, escribió.

En cuanto a Vedia, manifestó: “Le sacó la escritura de la casa de la madre de mi mujer que todo eso todavía tiene en su poder. Yo creo que acá viene lo insólito quería cobrarle a mi familia $20.000 para dejarme pasar una Biblia a la alcaidía. Esta clase de abogados son los que manchan la justicia. Es un inmoral y poco humano”.

LA CARTA COMPLETA:

Hola soy Juan José Cano y quería recordar que está muy cerca mi juicio el 23 de agosto y espero que esto se resuelva pronto por mis hijos, por la salud mental de ellos porque ya bastante daño les causó todo esto siendo ellos muy pequeños. Le cambiaron la vida para siempre y a mi parecer siendo humillados por este sistema que se equivoca y por supuesto que esto no estaba premeditado, ni planeado, porque si así fuese yo no hubiera buscado ayuda minutos antes de esa tragedia. Yo no estaría aquí sin poder salir a trabajar para poder mantener y alimentar a mis hijos, y dejándolos en manos de Dios. Es más que evidente, que al ver que no recibí ayuda de los policías que estaban en aquel maldito momento, inmediatamente perdí la razón, la noción del tiempo. La mente se me puso en blanco y pasó lo peor, lo que todos ya sabemos…

Por supuesto que estoy arrepentido, siempre lo dije, si bien esto me podía haber costado la vida a mí pero estaba tan fuera de sí que no me importaba morir por proteger a mis hijos. Y bueno, aquí estamos, esperando que esto se resuelva de la mejor manera por mis hijos, y así pueda llevar una vida más tranquila y mi familia entera, que también fueron humillados por la justicia y por el abogado que tuve anteriormente (si es que se le puede decir abogado), Adrián Vedia, quien aprovechándose en la desesperación de mi familia aduciendo que el juez que era en aquel momento Gustavo Farías le mandaba a decir que quería plata, plata, plata, y mi familia entre la desesperación y angustia le entregó un auto que con mucho esfuerzo compró y decía que el juez quería más y, no conforme con eso, le sacó la escritura de la casa de la madre de mi mujer que todo eso todavía tiene en su poder. Yo creo que acá viene lo insólito quería cobrarle a mi familia $20.000 para dejarme pasar una Biblia a la alcaidía. Esta clase de abogados son los que manchan la justicia. Es un inmoral y poco humano. Palabras textuales que me decía a mí el juez, quiere plata. Espero que sea un buen ser humano ante los ojos de Dios y se arrepiente y devuelva lo que no le corresponde, porque está yendo en contra de sus principios Adrián Vedia.

En fin, quiero agradecer al señor gobernador Ricardo Quintela por darme la vivienda para estar con mis hijos y también a la doctora Karina Becerra y a la doctora Díaz Torres, gracias. Y por supuesto la sociedad que me apoya desde el día uno y que me ayuda mucho Gracias y millones de bendiciones para todos.

LA CARTA DE PUÑO Y LETRA:

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es WhatsApp-Image-2021-07-25-at-15.52.29-1-768x1024.jpeg

By admin