Varios integrantes de municipales que realizan un acampe en las inmediaciones de la residencia oficial del gobernador, produjeron graves incidentes quemando gomas, tirando piedras, y tratando de quemar el portón de acceso. Un bombero y dos policías fueron heridos.

En la noche de ayer, varias personas produjeron incidentes en la puerta de la residencia del gobernador. Un poco más de 20 o 30 personas que acampan a las afueras del predio, quemaron gomas, tiraron piedras e intentaron quemar el portón de acceso a la residencia. La poca presencia policial no pudo contener la furia de las personas.

Personal de Bomberos voluntarios se hicieron presentes, pero fueron agredidos con piedras, quedando herido en el rostro el jefe de bomberos y que fue derivado al hospital Vera Barros. También 2 policías resultaron con contusiones por los piedrazos.

Los manifestantes no dejaban filmar los hechos a periodistas que trataron de captar los incidentes, sacándoles los celulares. Uno de ellos fue agredido, y hasta le robaron sus pertenencias, según declaró a medios locales. Marcos Vega pudo recuperar su celular, y difundió el video en el momento de las agresiones.

Posteriormente se hizo presente la intendenta Inés Brizuela y Doria, donde se realizó una asamblea para planear las acciones a realizar en la protesta.