La Cámara Tercera del Crimen ordenó la absolución e inmediata liberación del ciudadano Luis Alberto Oliva después de estar 3 años privado de su libertad, al ser injustamente acusado de «Abuso Sexual con Acceso Carnal Agravado por la Situación de Convivencia Preexistente». En ese contexto, el Dr. Lucas Benítez hizo una conferencia de prensa, en reconocida cafetería céntrica, sobre el caso.

En la oportunidad, Benites manifestó que “en el día de ayer se dictó sentencia sobre una causa que, si bien es cierto que no tuvo relevancia pública, sí afectó los derechos de una persona que estuvo detenida 3 años sin cometer delitos tan aberrantes como aquéllos de los que se lo acusaba, por abuso sexual agravado contra dos menos de edad. Pero la Cámara, presidida por el Dr. Chamía, dictó sentencia y resolvió su absolución y que quedara en libertad porque entendió que todo lo manifestado por la defensa era real”.

“Pero lo grave de todo esto es que la causa supuesta por la cual estaba detenido, procesado primero con prisión preventiva en el año 2018, era por Abuso Sexual con Acceso Carnal contra dos menores de edad. Y lo que más me llama la atención es que hayan pasado siete colegas por el transcurso de la causa y que ninguno haya podido determinar lo que posteriormente pude determinar yo, mediante el estudio y análisis pormenorizado de la causa, y en virtud de que mi cliente manifestara de manera insistente su inocencia”, prosiguió.

En cuanto a la relación de Oliva con las menores, Benítez explicó que “mi cliente había quedado viudo y tuvo una cercanía con la mamá de las menores que hace la denuncia, que ejercía la prostitución y probablemente lo haga hasta hoy día, quien con total mala intención de a poco fue intentando introducirse en la vivienda de mi cliente junto a las menores, para después terminar llevando a cabo la falsa denuncia que hizo, donde entendemos que su clara intención era apropiarse de los bienes de mi cliente despojándolo por completo de todo lo que poseía”.

“Eso, porque no entiendo otra razón de ser para producirle tanto daño a una persona cuando ella sabía bien que nunca existió el hecho. Además, después se determinó por estudios médicos que la única lesión que presentaban las menores era por varicela. Y otro hecho grave que debe quedar claro y hacerse público es que el expediente posterior a la denuncia ingresó a la Justicia el sumario preventivo policial con esa comunicación del médico respecto de que las menores no tenían ninguna lesión grave”, continuó.

En ese sentido, el letrado agregó que “y ninguna de las personas del Poder Judicial que intervino en las distintas etapas del proceso advirtió esto y que el hombre estuvo 3 años privado de su libertad acusado y procesado, con presión preventiva, por un hecho que no tenía nada que ver. Aparte, en este caso también se cometió el gravísimo error de no haber realizado un estudio pormenorizado del expediente, faltando de esa manera controles de juridicidad y judicialidad, porque si eso hubiera pasado mi cliente no hubiera estado detenido”.

Por otra parte, el jurista señaló que “mi cliente ahora está evaluando iniciar acciones legales contra uno de mis colegas en particular porque supuestamente para él había connivencia con los familiares para despojarlo de sus bienes y no realizar el trabajo que debía realizarse”.

Por último, y en relación al estado actual de Oliva, Benítez sostuvo que “él es un hombre mayor, con enfermedades preexistentes, y quien actualmente se encuentra en estado depresivo grave porque la pasó mal, porque fue acusado injustamente de delitos aberrantes contra menores de 4 y 5 años de edad, donde en caso de no haberse podido demostrar su inocencia tendría que haber sido comido de arriba de 10 ó 15 años de prisión, cuando todo era falso”.

Fuente: El Independiente