La bajada de bandera diurna quedó en $90 y $100 la nocturna. La ficha cada 100 metros, se estableció en 7 y 8 pesos respectivamente.

Sin previo aviso y aprovechando el feriado nacional, los taxis y remises actualizaron su tarifa de servicio. Según una alta fuente municipal, el decreto será firmado por la intendenta en el transcurso de este jueves. Sin embargo, los precios comenzaron a correr durante el miércoles.

A raíz de la falta de sesiones en el Concejo Deliberante capitalino, los trabajadores del volante habían consensuado con la intendenta Inés Brizuela y Doria, que la segunda actualización tarifaria del año prevista para este sector de los trabajadores, debía darse por decreto municipal.

Sin embargo, pese a que el decreto será firmado durante este jueves, los trabajadores ya comenzaron a hacer regir esta actualización. La bajada de bandera diurna quedó en $90 y $100 la nocturna. La ficha cada 100 metros, se estableció en 7 y 8 pesos respectivamente.

«Es que ya se venía hablando eso en el Concejo. Justo fue el problema de recolectores y no hubo más sesión. Por eso es que la intendenta lo saca por decreto», dijo uno de los trabajadores a NUEVA RIOJA, tras esta sorpresiva actualización tarifaria. 

Inclusive, para muchos de los trabajadores, este tipo de aumentos no son muy productivos, puesto que los potenciales usuarios comienzan a prescindir de sus servicios, por lo cual, es otro problema a la hora de generar los recursos necesarios para el pago a choferes y otros cánones que se deben tener en cuenta. Según está establecido, por año deben darse dos actualizaciones tarifarias para taxis y remises. Ya se había dado una de ellas y faltaba la otra, que se concretará este jueves, de forma oficial, con la firma de la intendenta (ad referendum del cuerpo de concejales). Pero ya comenzó a aplicarse en las calles desde el miércoles.

Nueva Rioja