Un grupo de vecinos del barrio Virgen del Cerro I manifestaron su preocupación por la presencia de perros pitbull que atacaron a varios vecinos de la zona. El detonante fue este martes, cuando fue agredida una mujer, que se salvó de milagro, ya que fue rescatada por un joven.

La mujer sufrió heridas en la cabeza, brazos y distintas partes del cuerpo, según contó una de sus hijas. “Era la 1 de la mañana de ayer, cuando mi hermanita escuchó los gritos de mi mamá, me desperté y me dijo que a mi madre la agarraron tres perros”.

La joven relató que “ya habíamos tenido un problema, porque atacaron a mi perrito y casi lo matan”, pero que “gracias a Dios salieron los vecinos y la rescataron y por eso no sufrió heridas graves”.

A partir de esto, pidieron que se tomen cartas en el asunto, y remarcaron que “estamos reunidos los vecinos, queremos que saquen a los perros del barrio”.

“Mañana le puede tocar a un niño y que lo maten, ya atacó a varias personas. A un chico le hicieron siete puntos”, detalló y resaltó que “estamos cansados, porque el dueño no se hace cargo”.

«La vecina salió a sacar la basura y los perros salieron por detrás”, expresó la mujer atacada. “Queremos que la justicia actúe y saque a los perros para que no ataquen a nadie más”, enfatizó.

Según dijo la hija de la mujer, su madre había ido a comprar espirales cuando fue atacada por los perros. Asimismo, subrayaron que se hacen las denuncias pero que desde la comisaría segunda no hacen nada.

Habló el dueño

Tras la situación habló Juan, que es el dueño de los animales. “Yo lo lamento que haya mordido a la mujer. El perro se escapó, la vio en lo oscuro, se escapó y la mordió, pero no es que salió a atacar a la mujer”, justificó sobre lo sucedido.

El hombre contó que tiene los animales por cuestiones de seguridad, ya que sufrió robos en su vivienda. “Los perros los tengo para seguridad de mi casa, porque entraron a robarme. Ha sido una negligencia que haya salido a la calle, y ahora lo tendré que tener atado y largarlo durante la noche. Es la única forma que me queda porque a los perros los voy a seguir teniendo”, indicó y reiteró que “reconozco que el perro es peligroso, pero lo tengo por seguridad”.

El hombre además defendió a su hijo, a quien los vecinos acusaron de no querer asistir a la mujer, y manifestó que su hijo la iba a llevar al hospital, pero que finalmente no lo hizo porque los vecinos comenzaron a patearle el auto. 

Fuente: Fénix