-SAN JUAN- Rodrigo Nahuel Pereira Zapata es el único detenido y principal sospechoso en el caso Víctor Hugo Salas. Aquí sus antecedentes a sus 21 años.

Una condena por robo, y ahora, la grave imputación de un homicidio. Esto grafica en parte la corta y sorprendente carrera delictual de “El Rochito”, el detenido y principal sospechoso en el asesinato del remisero Víctor Hugo Salas en Villa del Carril. Es cierto que no carga con muchos antecedentes, pero sólo tiene 21 años y es señalado como el autor de ese disparo mortal del martes último en calle Las Heras.

“El Rochito”, como apodan a Rodrigo Nahuel Pereira Zapata, es una de familia conocida de la calle Agustín Gómez cerca del Conector Sur, en Villa del Carril, Capital. Muchos conocen a ese lugar como “El Callejón del Moco”, dijeron fuentes del caso.

El joven cumple sus 22 años el próximo 23 de enero y carga con antecedentes penales desde que cumplió los 18. De hecho, cayó preso a fines de enero de 2019 por el presunto delito de robo en la zona de Trinidad, indica su planilla prontuarial. Estuvo preso hasta 7 de febrero del mismo año y fue excarcelado por el Segundo Juzgado de Instrucción, aunque no hay resolución en esa causa, revelaron.

El lugar. El asesinato se produjo el martes a la noche sobre calle Las Heras, al Sur de 9 de Julio, en Villa del Carril.
El lugar. El asesinato se produjo el martes a la noche sobre calle Las Heras, al Sur de 9 de Julio, en Villa del Carril.

Volvió a ser detenido el 7 de abril del 2019 por protagonizar un desorden el interior del interior del barrio Valle Grande en Rawson y le abrieron una causa contravencional en el Primer Juzgado de Faltas de San Juan. Por ese episodio no registra multa ni condena.

Después fue apresado el 20 de agosto de 2019 por un robo que cometió en jurisdicción de la Seccional 28va. Por ese hecho fue condenado por un tribunal de Flagrancia a la pena de 3 meses de prisión de cumplimiento condicional. Es decir, no fue enviado al penal de Chimbas.

Los investigadores no lo registran como un gran delincuente, pero, por lo que averiguaron a través de vecinos, “El Rochito” es conocido en la zona de Villa del Carril por andar con una barra de amigos o en patota y por sus vicios del alcohol y las drogas. Ahora bien, el fiscal Iván Grassi y el equipo de la Unidad Fiscal de Investigaciones de Delitos Especiales tienen a Pereira Zapata como principal sospechoso en el crimen del remisero Salas.

Traslado.
Traslado. “El Rochito” se entregó voluntariamente el miércoles último en horas de la noche en Tribunales

“El Rochito” es señalado como uno de los jóvenes que mantuvo un altercado o una pelea con otros muchachos -vecinos del remisero Salas- en la Plaza 25 de Mayo en medio de los festejos por el triunfo de la Selección Argentina. A partir de los testigos, todo indica que ese conflicto se trasladó a la calle Las Heras, a metros de la casa de la víctima.

Pereira junto a sus amigos pasaron en un auto Chevrolet Corsa largando tiros, como una forma de amedrentar a los otros jóvenes con los que tuvieron problemas en la plaza. Fue ahí que el remisero Víctor Hugo Salas salió en defensa de esos otros jóvenes y de unos niños que permanecían en la vereda, entonces increpó a los ocupantes del coche para que no dispararan. La versión es que “El Rochito” supuestamente bajó del vehículo y empezó a largar balazos, uno de los cuales dio en el rostro del remisero. Este murió en el acto, dado que el proyectil ingresó a la altura de uno de sus pómulos.

“El Rochito” y sus amigos escaparon en ese auto Corsa y permaneció prófugo durante 24 horas. El joven de 21 años, sabiendo que buscaban especialmente a él, se entregó el miércoles por la noche en la UFI de Delitos Especiales en compañía de un abogado. Todavía siguen buscando al auto gris y a los otros supuestos cómplices del crimen.

Tiempo de San Juan