Se trata de dos menores de 5 y 3 años provenientes de diferentes sectores de la ciudad capital. Al respecto el responsable del laboratorio de Artropodos y Animales Ponzoñosos de nuestro hospital, explicó que con la llegada del calor debemos intensificar la prevención contra el alacrán.

Un menor de 5 años proveniente del barrio Vargas sufrió la picadura de un alacrán en el muslo derecho, mientras que una niña de 3 años domiciliada en el barrio centro, sufrió la picadura en la espalda.

Ambos casos se registraron en la mañana del miércoles, ingresaron por Guardia de Urgencias y Emergencias, y fueron atendidos de manera multidisciplinaria según el protocolo institucional. Si bien se trata de sintomatología leve, permanecieron en observación hasta el alta definitiva en horas de la tarde.

By admin

Deja un comentario