*Por Juan Pablo Parrilla

La abogada Ana Abdala pidió públicamente que se investigue si la muerte en la capital riojana de una mujer de 35 años, identificada por sus iniciales como VVV, se trató de un femicidio o un suicidio inducido.

La letrada contó a EL FEDERAL que la víctima fue encontrada sin vida el lunes. La autopsia concluyó que se trató de un suicidio, pero la mujer, según la denuncia, sufría violencia de género de su ex pareja, quien ya la había amenazado.

“Pedimos que se investigue, porque tenemos pruebas de que pudo haber una instigación al suicidio o un femicidio. Si la Fiscalía no investiga el caso, el lunes haremos una presentación formal”, explicó la abogada de Chamical, que dijo que fue contactada por los hijos de la mujer para hacerse cargo del caso.

Según precisó, la joven ya había hecho varias denuncias anteriormente, la última de ellas, el 25 de febrero. Y se había refugiado en Chamical, para resguardarse ante una posible agresión, pero tuvo que volver a la capital provincial por un problema de salud de uno de sus hijos. Ambos le habrían relatado a la abogada que VVV estuvo de buen humor el fin de semana y que el lunes apareció muerta.

Por admin