Argentina superó este sábado los 70.000 muertos por covid-19 desde que se inició la pandemia mientras el promedio diario de nuevos casos no cede y se ubica por encima de 20.000 infectados, informaron las autoridades.

El Ministerio de Salud de La Rioja informó este sábado que se procesaron 1022 muestras, de las cuales 839 son negativas y 183 positivas para COVID-19. Se trata de 90 mujeres y 93 hombres. En estos momentos la provincia tiene 15.866 casos acumulados, se recuperaron 95 personas, haciendo un total de 13.673 recuperados, existen 1.608 casos activos y 585 fallecidos.

Según el último parte del Ministerio de Salud de Nación, en las últimas 24 horas se contabilizaron 400 decesos por covid, lo que lleva el balance de muertes a 70.253.

También se informaron 21.469 nuevos positivos, por lo que el virus ya contagió a 3.290.935 personas sobre un total de 45 millones de habitantes.

Uno de los indicadores que más preocupa a las autoridades es la ocupación en las unidades de terapia intensiva que viene en aumento en los últimos nueve días. Según el reporte oficial, 5.517 personas permanecen hospitalizadas en cuidados intensivos en todo el país.

La ocupación es del 70,1% a nivel nacional y sube al 76,5% en la zona metropolitana de Buenos Aires, donde habitan 15 millones de personas.

La semana pasada, la cartera de Salud confirmó por primera vez la detección de las variantes de covid-19 conocidas como de India y de Sudáfrica en tres viajeros que ingresaron al país provenientes de Francia y España.

Las fronteras permanecen cerradas y el ingreso está permitido solo para los argentinos y extranjeros residentes.

En Argentina ya circula la denominada cepa de Manaos, la de Rio de Janeiro y la del Reino Unido.

El gobierno reforzó desde mediados de abril las medidas para reducir la circulación de personas con la intención de frenar la curva de contagios.

Argentina ya recibió 11,4 millones de vacunas de distintos laboratorios, en tanto ya fueron vacunadas 9,9 millones de personas, 1,8 de ellas con el esquema completo de dos dosis.

Hasta el 21 de mayo rigen restricciones a la circulación nocturna de la población, horarios comerciales reducidos y la prohibición de reuniones sociales, según un decreto del presidente Alberto Fernández.

El mandatario también ordenó la suspensión de las clases presenciales en las escuelas de la capital argentina y la provincia de Buenos Aires, la región del país más poblada y con mayor cantidad de contagios.

Sin embargo, el opositor alcalde de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, interpuso una medida judicial y obtuvo el respaldo de la Corte Suprema para mantener la presencialidad en las escuelas primarias, pese a la oposición de los sindicatos que reclaman ser priorizados en la vacunación.

Por admin