La administradora de APOS, contadora Claudia Ortiz, habló en Radio Independiente sobre la postura de APROSLaR, rechazando la receta digital. “Tuve la oportunidad de hablar con el doctor Rolando Agüero porque no podemos concebir desde la obra social que se emita un comunicado sin haber tenido la información, porque él habría podido preguntarnos qué es lo que estaba pasando con la receta digital, porque su argumento en el comunicado es que los profesionales no tienen computadora ni impresora, pero en primer lugar para la receta digital no se necesita ni computadora ni impresora, pero si son prestadores de la obra social tienen las dos cosas, sino cómo imprimen la orden de consulta cuando un paciente visita al médico”.

Ortiz consideró que “hay muchas cuestiones pero más pasa que no quieren acceder a la receta digital y yo administradora de APOS decidí que lo van hacer, porque no puede ser que nos pongan las normativas de trabajo, tenemos que avanzar, no retroceder”.

Ante esto aclaró que “el año pasado firmamos un convenio en agosto con industria nacional por la implementación de la receta digital, por todos los beneficios que tiene para el afiliado”.

“La receta digital fue sancionada el año pasado en plena pandemia y fue una herramienta para que la utilicemos en pandemia y pospandemia”, relató la contadora.  

Es por eso que “luego de la firma de convenio entramos en un proceso de adaptación el que tenía que ver con una capacitación, accedimos a todas las veces que pidieron prórroga para convivir con ambos sistema digital y la manual”.

Como se había dado a conocer con anterioridad “desde el 1 de julio somos inflexibles, es decir que hoy sí o sí tiene que emitir receta digital, puede emitir un porcentaje muy bajo de la manual dentro de lo que es flexibilización por unos cuantos fundamentos, pero desde el 1 de agosto será mínimo la cantidad de recetas manuales porque la industria nacional no nos va a aceptar”.

Por último, Claudia Ortiz explicó que “esto excede a nosotros porque hemos firmado un convenio, nada se hace para perjudicar a nadie, al contrario si nosotros no innovamos en tecnología vamos a retroceder”.

Además “veo una falta de actitud y compromiso, la posición de la obra social va a ser clara y contundente si son prestadores tienen que hacer la receta digital, y si no quieren no trabajen con nosotros”.

Fuente: El Independiente

Por admin