El gobernador de La Rioja, Ricardo Quintela, mantuvo en el día de ayer una reunión con el jefe de Gabinete de Ministros de la Nación, Juan Manzur, con quien habló temas centrales para el desarrollo de la provincia.

“Tuvimos una reunión muy positiva donde pude informarle algo que siempre nos preocupa, año a año, que es venir a conversar con el Congreso de la Nación con respecto a los fondos extracoparticipables, que son en compensación del punto que La Rioja perdió en el año ’88, al igual que la provincia de Buenos Aires, que perdió 6 puntos, por la tanto le informé cómo nos fue en el Congreso de la Nación, con los diputados y con el presidente del bloque justicialista, Sergio Massa”, indicó.

Además, señaló que interiorizó a Manzur sobre la situación de la Curtiembre Curtume de Nonogasta, «donde unos 700 trabajadores están pasando por una situación sumamente difícil». «Gracias a Dios conseguimos inversores responsables que se quieren hacer cargo de ponerla en marcha con el apoyo del Gobierno nacional y del provincial», declaró.

Asimismo, dijo que otro de los temas que se habló fue «cuestiones que le incumben a todos los riojanos, como es la cuestión económica, la situación social con los trámites que tenemos acá (en referencia a Buenos Aires) que tenemos que agilizarlos».

En otro tramo, al ser consultado sobre la opinión que le merece que un gobernador del Norte como Juan Manzur (en uso de licencia) ocupe la jefatura de Gabinete, dijo que «es muy importante que un gobernador que estuvo en el ejercicio de la función, sea jefe de Gabinete porque comprende bien lo que pasamos todos los gobernadores de la República Argentina, las dificultades que tenemos para ejercer las responsabilidad de gobernar nuestra provincia y tenemos que agilizar todos los trámites puesto que es difícil gobernar cuando no tenemos un gobierno que conteste a los reclamos de las provincias».