La Cámara de Senadores de Salta aprobó este jueves una modificación al Código de Contravenciones para que los hechos de acoso callejero puedan ser denunciados para ser investigados, con sanciones de hasta 20 días en prisión.

“Será sancionado con arresto de hasta veinte días o multa de hasta veinte días, quien en espacios públicos o privados de acceso público, despliegue conductas o acciones, físicas o verbales, con connotación sexual, en contra de cualquier persona, de manera directa o indirecta afecte o perturbe su vida, dignidad, libertad, integridad física o psicológica o la libre circulación, creando en ellas intimidación, hostilidad, degradación, humillación o un ambiente ofensivo, siempre y cuando el hecho no configure delito”, se especificó el nuevo artículo a la ley 7.135 «Código Contravencional» de esa provincia.

Esta ley, que ahora pasa al Poder Ejecutivo para su promulgación, toma mayor relevancia teniendo en cuenta que, según el último informe realizado en 2021 por la organización Mujeres de la Matria Latinoamericana (MuMalá), un 81 por ciento de las mujeres de la capital salteña admitió sentirse «muy insegura» al transitar por la calle y confesaron haber sufrido acoso antes de los 20 años. 

Este proyecto ya había estado en discusión en esa provincia en 2018. Finalmente terminó venciendo en Diputados, dado que había un sector que opinaba que debía estar orientado solo a las mujeres, mientras que otra parte de la Cámara consideraba pertinente incluir también entre las víctimas a los hombres y niños.

«Es un proyecto que había venido en su momento desde Diputados y se aprobó en 2018. Se modificó y se lo envió a la Cámara de Diputados, que lo dejó vencer. Hoy nuevamente lo presentan con las modificaciones que en su momento el Senado había propuesto», explicó Silvina Abilés, la única mujer de la Cámara de Senadores de Salta.

En tanto, se refirió a las consecuencias del acoso callejero: «Es una situación grave porque empiezan a modificar conductas. Cambian los lugares por donde van, modifican horarios, se empiezan a vestir de otra manera porque creen que ellas son las que provocan eso».

«Se sancionan las conductas que de alguna manera intimiden a las personas de manera verbal o con gestos. Cuando tratamos el proyecto en 2018, los senadores de Rosario de la Frontera y Moldes sugirieron que se incluya a cualquiera, porque hay niños y hombres que sufren acoso sexual. Y desde Diputados hoy vino con esa modificación», cerró.

Femicidio en Salta

Una mujer policía fue encontrada este jueves asesinada a balazos en una vivienda de la ciudad de Rosario de la Frontera, en el sur de Salta, y los investigadores buscaban intensamente a su pareja, también miembro de la fuerza de seguridad, como principal sospechoso del femicidio.

Fuentes del Ministerio Público de Salta informaron esta tarde que el fiscal penal de Rosario de la Frontera, Oscar López Ibarra, tomó intervención en el hecho, ocurrido en el barrio Carmen Salas, de esa ciudad, que está a 185 kilómetros al sur de la capital salteña.

Allí fue hallado el cuerpo sin vida de la cabo Gladys Paz, con signos de haber recibido disparos de un arma de fuego, y en el lugar trabaja personal policial y de peritos de Criminalística.

Los investigadores buscaban intensamente a la pareja de la mujer, que se encuentra prófugo y que también es policía, debido a que es el principal sospechoso del ataque, indicaron los voceros.

Se trata del agente Nicolás García, quien hoy no se había presentado a trabajar, por lo que sus compañeros de la dependencia en la que se desempeñaba lo fueron a buscar y hallaron el cuerpo de la joven víctima, que era mamá de un niño pequeño.