[REDACCIÓN EL FEDERAL] Pocos días antes de las elecciones primarias se conoció un video en el que Javier Milei y otros referentes del liberalismo ortodoxo saludaban al candidato de la UCEDE en La Rioja. Sin embargo, el economista sorprendió ahora al afirmar que su referente en la provincia es Martín Menem, el sobrino del ex presidente, que vive en la Ciudad de Buenos Aires desde los 15 años.

A pesar de esa situación que le impide saber lo que pasa día a día puertas adentro, Martín Menem es candidato a diputado provincial. Ayer brindó una entrevista radial muy curiosa, porque ensayó conceptos que poco y nada tienen que ver con el credo liberal. Por ejemplo, se quejó de que «el Estado no está presente» para satisfacer las necesidades de la población. «Más de la mitad de La Rioja me duele», indicó.

«Duele cuando ves pobreza», advirtió Menem, que reivindicó la figura del fallecido Carlos Menem, cuyos gobiernos dejaron un país endeudado y con mayor pobreza, y alcanzó índices históricos de desocupación, que arañaron los 20 puntos de desempleo, una tasa que hasta ese momento ningún mandatario había tenido que lamentar y que sólo es comparable con lo que ocurrió después de la crisis de 2001.

Pero también la presidencia de Menem dejó un alud de denuncias por corrupción, que incluyeron dos condenas por el pago de sobresueldos a funcionarios y la venta del predio de la Sociedad Rural, así como también una condena a 7 años por el tráfico internacional de 6.500 toneladas de armas, por el que estuvo preso, aunque en este último expediente fue finalmente exculpado por la Cámara de Casación.

Mientras, desde la UCEDE mastican bronca por el desaire de Milei, que en muy poco tiempo rompió su compromiso electoral con el histórico partido liberal y salió a afirmar expresamente que su candidato en La Rioja es Martín Menem, con quien mantiene una relación personal desde hace muchos años, pero que no tiene experiencia política ni vive en la provincia.