Por Angel Flores

EL FEDERAL sigue de cerca los incendios que siguen quemando muchas hectáreas, llegando a campos y viviendas. En este caso, un foco de incendio llegó a la localidad de Tama, y las fotos muestran los primeros bomberos que llegaron al lugar afectado.

Dueños de campos dieron la alerta del fuego, y rápidamente se formó un grupo de bomberos que se internaron campo adentro con palas, una bomba de agua y unas pocas mangueras, según contaron vecinos que tuvieron que ayudar ante la magnitud del foco ígneo.

«No tienen recursos», dijo el dueño de uno de los campos afectados, agregando que «los políticos no entienden la gravedad de la situación, y las pérdidas son incalculables, son mentiras que el fuego está controlado».

«El esfuerzo de los bomberos es increíble, pero no pueden ante semejante tragedia», resaltó a nuestra redacción.

La misma situación se vive en Chamical, pocos recursos y «la indiferencia de la intendenta Dora Rodríguez que ya tendría que haber declarado zona de desastre, para obtener más recursos para los bomberos que luchan sin nada. Cortan ramas para pegarle al fuego«, dijo uno de los bomberos.

Poca es la información departamental sobre lo que acontece en los incendios a los medios. Y lo que sucede es aportado por testimonios de vecinos y algunos bomberos que piden no ser identificados, para no tener problemas con los intendentes de Chamical (Dora Rodríguez), y Rosario Vera Peñaloza, (Cristian Pérez).

«La tragedia a los animales es incalculable», dijo uno de los jefes de los bomberos. Por esta situación, EL FEDERAL realizó una nota que fue una de las más vistas en el día de ayer.

Todos los testimonios indican que nada está controlado, y la lucha desigual de los bomberos contra el fuego es cada vez más grande, con una frase casi como un pedido religioso que todos dicen: «Ojalá que llueva»

LAS FOTOS