La grave crisis existente en el Municipio por la situación de los trabajadores PEM complica el panorama en diferentes puntos ante la gran acumulación de residuos en la ciudad.

Días atrás, el Municipio de Capital había comunicado que estaba brindado un servicio de emergencia y llamó a los vecinos a reducir sus desechos. “Nos encontramos realizando un servicio de emergencia de recolección de residuos en los cinco sectores de la ciudad. Se afectó excepcionalmente a personal de las áreas operativas con vehículos con caja abierta, ante la imposibilidad de mover los camiones por la decisión de un grupo minoritario de encadenarse en ellos, para volver a obstaculizar el servicio. Se solicita a los vecinos tener paciencia y reducir la cantidad de residuos expuestos en la vía pública para evitar que los mismos se acumulen hasta tanto se supere el conflicto”, indicó la comuna.

El secretario de Servicios públicos, Mauricio Morán, dijo ayer al respecto: «La recolección está funcionando con un sistema de emergencia, con camiones abiertos que no son aptos, 10 de los 11 camiones de recolección fueron retenidos. Hoy estamos recolectando el 50% de la recolección habitual».

Pese a lo informado, la basura comenzó a acumularse y genera malestar. A ese panorama, se le suman las moscas y animales (perros y gatos) alrededor de los mismos.

Fuente: El Independiente / La Red