El crimen del pequeño Lucio Dupuy, de apenas cinco años, asesinado a golpes, torturado y abusado sexualmente tiene en vilo y estado de indignación a la mayoría de la sociedad argentina. Cinthia Fernández no es ajena a ese dolor popular. Muy por el contrario, salió a pedir “pena de muerte” para las dos detenidas e imputadas por el homicidio.

Las detenidas e imputadas son la madre biológica del niño Magdalena Espósito Valenti (24), y su novia, Abigail Páez (27).

La muerte del pequeño Lucio ocurrió por una hemorragia interna, tras haber recibido golpes atroces, y los especialistas estiman que el deceso se produjo entre las 20:30 y las 21:30 del viernes último. Y según pudo saber Clarín, fue producto de la “hemorragia interna y politraumatismos”. 

Los peritos también informaron que el cadáver del nene tiene mordeduras y quemaduras de distinta data, y hay un golpe muy duro que pudo haber sido una patada y que afectó la cadera, el glúteo y una pierna del menor.

También señalaron que hay heridas de vieja data, lo cual demuestra que la criatura era golpeada desde hace tiempo. Y también develaron fue víctima de abusos sexuales “recientes y también de vieja data”. 

Cinthia Fernández, enardecida

Frente al horror de una criatura de 5  años a la que nadie – ni el Estado ni la sociedad civil  ni las instituciones policiales ni judiciales- pudo  evitarle la tortura y la muerte a pesar de que en reiteradas oportunidades había ingresado a hospitales con golpes, lastimaduras y quemaduras de todo tipo, la mayoría de los argentinos manifestó su estupor, su bronca y su exigencia de justicia. 

Cinthia Fernández no se quedó atrás. Ella también se sumó a esas expresiones de sus compatriotas. En un texto compartido en sus historias de Instagram, la bailarina, madre de tres niñas, fue letal con su reclamo.

Junto al emoji de un corazón partido al medio por el dolor, Cinthia empezó pidiendo: “Justicia por Lucio”. Y, lapidaria, agregó: “Pena de muerte para estas asesinas”.

Cinthia Fernández, enfurecida con las presuntas asesinas de Lucio, el niño de 5 años. Captura IG.

A sabiendas de que en la Argentina no existe la pena de muerte, la ex precandidata a diputada en las elecciones recientes elecciones primarias, planteó, sin anestesia: “Hora de cambiar las leyes y la cúpula vaga y corrupta de la Justicia”. 

“Nunca vi algo así”

El médico a cargo de la pericia, Juan Carlos Toulouse, reconoció que el caso del asesinato de Lucio Dupuy lo conmovió. “En mis casi 30 años de profesión nunca vi algo así”, afirmó. De acuerdo al forense, el niño falleció producto de una feroz golpiza.

Por el crimen está detenidas su madre Magdalena Espósito Valenti (24) y la pareja, Abigail Páez (27). Tras una marcha de vecinos que terminó el domingo con graves incidentes frente a la comisaría en la que estaba detenidas, en Santa Rosa, La Pampa, fueron trasladadas a San Luis.

Cerca de las 21.15, Páez fue hacia una posta sanitaria -ubicada a unos 150 metros de su casa- con Lucio en brazos. Una vecina dijo que sangraba por la boca. Pero esa posta estaba cerrada. Buscaron ayuda en una sede policial ubicada enfrente, pero los policías que estaban en el lugar se negaron a asistirlo. Una enfermera, también vecina, le hizo RCP.

Abigail Páez, detenida por el crimen de Lucio, el nene de 5 años, en La Pampa. Foto Twitter.

El nene no reaccionó. Fue llevado por otra vecina en su auto particular al hospital Evita, donde ingresó muerto.

Ahora, piden informes sobre cinco internaciones. Hoy, martes, la Fiscalía de Investigaciones Administrativas solicitó al Ministerio de Salud provincial un informe sobre los reiterados ingresos de Lucio Dupuy a distintos hospitales de Santa Rosa.

El pedido, realizado por fiscal Juan Carlos Carola, surge luego de que se corroborara en la historia clínica de la víctima que el niño había sido atendido cinco veces en tres meses en diferentes centros de salud por presentar lesiones de gravedad, como fracturas y traumatismos. /