[REDACCIÓN EL FEDERAL] A más de un mes del crimen que conmocionó a La Rioja, el cuerpo de la pequeña Zoe fue entregado a sus familiares, para que reciba cristiana sepultura.

El cuerpo de la pequeña fue trasladado desde la Morgue Judicial en la capital provincial a la ciudad de Chilecito, a donde fue recibido por una multitud. Se vivieron escenas muy conmovedoras.

Zoe fue hallada sin vida el 12 de noviembre en el patio de una vivienda del barrio Loteo San Andrés. Por el caso hay dos detenidos: su madre y un predicador evangelista conocido como «El pastor».