San Martín de Tucumán se enfrentó ante Quilmes en el Estadio Carlos Augusto Mercado Luna por los 32avos de final de la Copa Argentina.

El miércoles de la semana pasada por la madrugada numerosos hinchas del único campeón del Norte viajaron a La Rioja para acompañar y alentar a su equipo, sin embargo no fueron bien recibidos.

Maximiliano Barraza, corresponsal de deportes de Radios Tucumán estuvo en comunicación con Todo Cambia, y reveló que si bien el viaje fue tranquilo y en la rutas no hubo sobresaltos, al llegar a La Rioja algunos conocidos simpatizantes de San Martín fueron maltratados.

“La policía los trató muy mal, les pidió algo muy ridículo: sacarse todo lo que los identifique como hinchas de San Martín, lo que no se entiende porque es gente que viajó a ver a su equipo, está claro que usarán ropa del club”, comentó Barraza.

En la misma  línea, el periodista pidió remarcar el abuso policial porque esta es una situación que se repite para el hincha tucumano. “Seas de San Martín o Atlético, las fuerzas de seguridad no tratan bien y por cómo realizan su trabajo dejan mucho que desear”.

“Pasan los años, se intenta mejorar en muchas cuestiones, pero claramente donde no logran hacerlo es en el trato hacia el hincha que encima Tucumán lleva mucha cantidad de gente cada vez que le toca viajar y lamentablemente siempre tenemos que contar estos hechos”, resaltó.

Por otro lado, los simpatizantes de Quilmes también vivieron una situación fuera de lo común, ya que un micro que transportaba hinchas fue demorado por el secuestro de sustancias peligrosas.

Según se comentó, La Rioja esperaba a cerca de cinco mil hinchas tucumanos, mientras que por parte de Quilmes habrían recibido entre 1000 y 1500 hinchas. Cabe destacar que los habitantes de la provincia se sorprendieron gratamente por la cantidad de personas que arribaron para ver el partido.