Fueron horas de mucha angustia para la comunidad de Vichigasta en el día de ayer. Fuertes ráfagas de viento y lluvia provocaron tremendos daños en calles y viviendas de la zona.

Más de 60 postes del tendido eléctrico quedaron en el suelo. Más de 30 árboles caídos, muchos de ellos sobre casa e instituciones. Varias familias sufrieron la voladura de sus techos y otras tantas viviendas más se inundaron y muchas familias debieron ser asistidas

El intendente Rodrigo Brizuela y Doria se apersonó en la zona afectada e inmediatamente se dispuso un urgente operativo de asistencia.

Trabajó personal de la Dirección de Electromecánica en forma conjunta con la empresa EDELAR, la delegación municipal Vichigasta con el acompañamiento de sus pares de Anguinan, San Miguel y la Coordinación de Distritos zona sur.

También se coordino las tareas con el grupo de trabajo de Tony Quiroga, la Dirección de Espacios Verdes, el concejal Luis Alberto Miguel y la Secretaria de Cultura, Aurora Ramírez.

La inmediata acción de la gestión Municipal permitió atender los casos urgentes, brindar seguridad y contención a cientos de familias y garantizar seguridad para transitar las calles dado el desolador panorama de cables, postes, árboles y todo aquello que el viento pudo arrastrar.

Se trabaja con maquinaria pesada del Municipio para reabrir calles y realizar trabajos mayores de manera que Vichigasta vuelva a la normalidad.

FOTOS