[REDACCIÓN EL FEDERAL] El gobernador Ricardo Quintela advirtió ayer que «se está complicando» la situación de las camas en los hospitales de la provincia y habló de un vertiginoso aumento de los contagios.

La situación tiene una base real. El propio médico Daniel Quiróga, director del Hospital Virgen de Fátima», informó ayer que aunque todavía la ocupación de respiradores es de apenas el 20%, en terapia intermedia el sistema está «saturado».

Estamos prácticamente en el límite de la ocupación de camas, la situación es alarmante. La ocupación de la terapia intermedia es del 100%, con todos los cascos ocupados. Es el paso previa a la terapia intensiva, donde el uso de respiradores es del 20%, pero es la última instancia”, advitió.

Ayer al mediodía en la guardia se pidió que se comuniquen con el Hospital Vera Barros para coordinar la situación, pero ahí también encendieron las alarmas, sobre todo por el ascenso de los casos.

Para graficar la situación, la directora médica, Silvana Ocampo, comentó al hablar de la ocupación de las camas que hasta hace unos días había un promedio de 5 pacientes internados y ahora es de 25”.

Por lo pronto, se espera que a medida que suban los casos, el sector privado vaya absorviendo pacientes, ya que el convenio firmado de cara a la primera ola sigue vigente.

En ese marco, al cierre de este artículo se esperaba un anuncio de medidas para mermar la circulación. Las autoridades aseguran que las restricciones de los últimos días incidieron sobre la cantidad de accidentes de tránsito, pero todavía la situación preocupa y buena parte de las miradas están puestas en la baja de la edad promedio de los infectados que llegan a necesitar asistencia en hospitales.

Por admin