Víctimas de dos casos distintos de violencia de género se manifestaron este viernes en las puertas del Juzgado de Violencia de Género y Protección Integral de Menores de Capital N°2, donde reclamaron por el accionar de su titular, la jueza Ivana Flamini, quien le otorgó la prisión domiciliaria a los imputados por dos delitos distintos.

Por uno de los casos, el reclamo fue realizado por Claudia, la abuela de un nene de 9 años que abusado presuntamente por su padrastro de apellido Chumbita.

“Lo que dijo la jueza Flamini es una burla, es una falta de respeto. A las 11.00 me dijo que a las 10 caducó el tiempo para hacer apelaciones, que el expediente va a la Cámara del Crimen y que se verá que juez toma la causa, y ahí se decidirá si sigue con la prisión domiciliaria”, indicó y remarcó que “le queda grande el cargo”.

La otra persona que reclamó es Victoria Fernández, quien sufrió graves quemaduras en una vivienda del barrio 88 Viviendas, donde fue atacada por su expareja, Leandro Olima, quien la roció con combustible y la prendió fuego mientras dormía.

“Le dieron la domiciliaria a la persona que me prendió fuego. Estoy con bronca porque están dejando libre a quien es un potencial asesino”, manifestó y aseguró que “no nos vamos a mover de acá, la vamos esperar hasta que dé la cara”.

Por la tarde, Mirtha Collante, de Madre del Dolor, dijo que es una jueza que «no respeta la Ley de Víctimas y las leyes de violencia de género» y que «en tan poco tiempo desde que asumió, esta jueza no ha cumplido con su rol». Y adelantó que desde el Observatorio de Víctimas pedirán un jury de enjuiciamiento para que sea sometida a juicio político.

Fuente: Fénix / La 4×4