El Comité Operativo de Emergencia (COE), por iniciativa del gobernador Ricardo Quintela, desde el principio de la pandemia del coronavirus puso a disposición de los riojanos que viven en la provincia el servicio de hoteles para que puedan realizar su aislamiento en caso de ser positivo o contactos estrechos a costo cero.

La decisión de que algunos residentes realicen sus aislamientos en los hoteles la debe tomar un equipo interdisciplinario del COE, que ante distintas situaciones de riesgo, define que ciertas personas no se queden en sus domicilios a cumplir la cuarentena.

El área encargada de gestionar el alojamiento y monitorear que las personas tengan todo lo necesario es la Secretaría de Turismo, mientras que la parte médica es vigilada por el Ministerio de Salud Pública.

En los hoteles se proporciona además de alojamiento y las cuatro comidas diarias, atención médica, psicológica y nutricional. Todos estos servicios son absorbidos por el Estado provincial, en el caso de los residentes de la provincia el costo es cero.

También son alojados los riojanos que llegan de otras provincias u otros países, en estos casos abonan el 50 por ciento de su alojamiento y el otro 50 por ciento está a cargo del Estado provincial.

En el caso de las personas que llegan a trabajar en empresas privadas pagan el 100% de su estadía hasta culminar su aislamiento preventivo.

Este sistema ayuda al sector hotelero que se encuentra ocupado en La Rioja capital, en un importante porcentaje y a una parte del sector gastronómico que prepara las cuatro comidas. La distribución en los hoteles se realiza en función de que todos los hoteleros puedan tener ocupación y se distribuyan las cargas.

La Rioja fue la única provincia donde el alojamiento para los repatriados, en los primeros meses de la pandemia, lo absorbió el gobierno provincial. Además de poner a disposición colectivos, una medida que permitió en los primeros meses de la pandemia volver a sus hogares a muchos riojanos.

Por admin