Se trata de Majo Gonzalez, conocida referente política que muchos conocen por su presencia en varias actividades feministas, como también por el pedido de justicia en diferentes casos de La Rioja.

En exclusivo, la joven habló con EL FEDERAL, para contar su intimidad y la lucha de violencia que tuvo de muy pequeña que la incentivó en formarse como una «militante feminista que lucha contra la violencia por razones de género y contra los abusos en la infancia».

Mi nombre es María José González Martínez, tengo 27 años. Nací un 19 de Julio del año 1994, un día después del trágico atentado a la AMIA. Fui la primera hija y nieta de mi mamá, Norma, y de mis abuelos Lindor y Leonor. También fui la primera sobrina de mis tíos Fernando, Ricardo y Jorge. Dos años después mi única hermana llegó: Ana Celeste. Vengo de una familia de clase trabajadora: mi abuelo trabajó en el Correo Argentino y mi abuela de modista, también tenían una despensa. Mi mamá es licenciada en bioquímica y profesora de química, trabajó 30 años en la sanidad pública y en el laboratorio del Hospital Vera Barros».

Tuve una infancia feliz y también tuve situaciones que la marcaron por la violencia ejercida por mi progenitor hacia mi mamá, mi hermana y yo. Esta persona nos hizo muchísimo daño físico, psicológico y emocional y patrimonial a mi madre. La Justicia nos obligaba a verlo, él incumplía el régimen de visitas, trataba mal a nuestra madre y a nosotras, nos dejaba con nuestros tíos y prima y se iba. Por eso yo y mi hermana sufrimos a temprana edad ataques de pánico, y yo anorexia nerviosa con solo 10 años. Esta vivencia me ha convertido en lo que soy hoy: una militante feminista que lucha contra la violencia por razones de género y contra los abusos en la infancia.

Estudié desde los 4 años en el Colegio de las Hermanas Esclavas del Corazón de Jesús hasta mi egreso hace 10 años casi. Tengo muy bonitos recuerdos de mis maestras y profesores, todos amorosos y comprometidos con la educación. A pesar que hoy soy atea y me opongo a los subsidios a la educación confesional, estoy eternamente agradecida por mis compañeras que quiero hasta hoy y por todo los docentes que tuve. También tuve la posibilidad de estudiar inglés en el Instituto British y aprender muchísimo de la lengua inglesa gracias a mis queridas profesoras Laura del Río y Florencia Bitetti. Actualmente estudio la licenciatura en Ciencia Política en la Unlar, me faltan cuatro materias para recibirme y la tesis.

Mi trayecto militante:

Mi primera experiencia en el activismo fue en la Toma de la Unlar, en 2013, por la democratización y por una Universidad inclusiva y de excelencia académica. Lamentablemente no se lograron las principales reivindicaciones del movimiento estudiantil, pero una generación salió de la impasibilidad a un involucramiento por una Rioja más justa. En 2014 me uní a la agrupación universitaria feminista MUM (Mujeres Universitarias en Movimiento), donde me interioricé en el feminismo y lo que implicaba, fue un punto de inflexión para mí como persona. Reflexioné sobre las violencias vividas y sobre las desigualdades que padecemos las mujeres e identidades feminizadas. El patriarcado que parecía algo tan abstracto, atravesaba cada relación de poder, cada institución, la mayoría de los vínculos. Comencé también a apoyar la legalización del aborto, cuando antes me oponía fervientemente.

A fines de ese año empecé a conocer al MST, ya había conocido a quienes serían mis dirigentes: Leonel y Jessi. Me entusiasmó mucho la garra militante de los dos. Me sumé a varias actividades sin ser militante plena. En 2015, acompañé la lista que se presentó por primera vez y en 2016 comencé una militancia más activa. En mayo de 2017 lanzamos mi candidatura a Diputada Provincial, tenía 22 años y fue un desafío enorme, por mi juventud, los prejuicios que existen hacia las mujeres jóvenes. Sin embargo, recibí un apoyo enorme que me convenció de seguir este camino. En 2019, fue mi segunda candidatura pero a Diputada Nacional como ahora. Un aprendizaje que sigo agradeciendo por la gente que conocí, por mis compañeres y amigues.

Otras cosas sobre mí: tengo dos perros, Lenin y Oddie y tres gatas: Umma, Keiko y Almendra. Los amo muchísimo. Y en cuanto a situación sentimental, estoy en pareja hace seis años con el amor de mi vida, Gonzalo.

Por admin