*Por el Equipo de Investigación de EL FEDERAL

De los cuatro precandidatos a diputado nacional que tuvo la UCeDé en las elecciones primarias sólo queda uno, Cristian Corzo, presidente del partido, quien cuenta con el apoyo del economista liberal Javiera Milei, pero con pasado reciente en el peronismo y el macrismo. Los otros tres precandidatos quedaron afuera tras una polémica, que incluye una denuncia mediática por falsificación de firmas. Dos de ellos, Miriam Cejas y Ramona Ceballos, hablaron con EL FEDERAL y denunciaron irregularidades en el manejo de dinero para la campaña y maniobras oscuras para dejarlas afuera de la lista, y afirmaron que Martín Menem “compró” su candidatura.

Los elegidos de Javier Milei para representarlo en La Rioja no dejan de llamar la atención, más allá de la dinámica unitaria y personalista detrás de la decisión. Uno es Martín Menem, candidato a diputado provincial, que no vive en la provincia desde los 15 años, su único capital político es ser amigo personal de Milei y que reivindica la figura de su tío, el ex presidente Carlos Menem, que hace apenas cuatro años compartió la campaña con el actual gobernador, Ricardo Quintela, ya que fueron candidatos a senador y diputado provincial por el mismo espacio, el peronismo.

Desde EL FEDERAL se le enviaron varios mensajes para acceder a una entrevista, pero no respondió. “Sólo da notas que no lo incomoden”, explicó un dirigente que participó activamente de la campaña durante las elecciones primarias.

El otro elegido es Cristian Corzo (foto). Tras pasar por el peronismo, hace unos años refundó el ARI provincial. Había traído a La Rioja el partido de Elisa Carrió, con quien en su cuenta de Facebook tiene apenas una foto de costado, sacada en lo que parecería ser un encuentro casual, sin mucha atención de la dirigente. “Su negocio es armar estructuras políticas y vender los votos. Antes hizo lo mismo con el peronismo, pero le fue mal”, contó la misma fuente.

En efecto, en una entrevista radial hace dos años, declaró: “Yo estuve en el peronismo. Apoyé al gobernador Casas y fui candidato a intendente de Chamical”. Luego armó el ARI, pero fracasó. Y en 2019 apareció como referente del Frente Vecinalista del Tercer Sector. Crónicas periodísticas de esos días aseguran que trabajó para la reelección de Macri y que quiso competir con Julio Martínez por la candidatura a gobernador de Cambiemos. Hoy reapareció como presidente la UCeDé. En seis años fue peronista, macrista y libertario.

La ingeniera Miriam Cejas, quien fue compañera de fórmula de Corzo en las PASO, explicó por qué piensa que lo eligieron. “Milei no tenía partido en La Rioja y Corzo había armado la UCeDé, pero no querían que él sea el candidato, porque no es libertario, ni siquiera sabe hablar. No quiso ir al debate en Canal 9 por el miedo que tenía y me mandó a mí. Después decía que estaba cansado para hacer campaña y aparecía en una guitarreada. No era un buen candidato, pero tenía el partido”, recordó. “Hizo una alianza con Víctor Leguizamón, que era quien tenía la franquicia de ‘La libertad avanza’ de Milei”, añadió.

Otro dirigente del espacio, que pidió reservar su identidad, dio una versión similar. “Corzo tenía el partido en construcción, muy adelantado, y hubo una acuerdo, lo ayudaron entre los libertarios, pero no querían que sea candidato porque no le da el piné. Pero metió mucha presión y se quedó la candidatura”, comentó.

En las primarias finalmente la UCeDé superó los 8 mil votos. Fue una gran elección para una fuerza nueva, probablemente por el impulso de la figura de Milei. La lista, además de Corzo y Cejas, la integraron sus suplentes, Ramona “Yiyi” Ceballos y Walter Vera.

Las curiosidades de las PASO 2021: cómo les fue a Cinthia Fernández, a  Moreno, Hotton y al precandidato “payaso” - Infobae

Cejas contó a EL FEDERAL que luego de los comicios hubo una pelea a los gritos por dinero, durante una asamblea en la sede de la UCeDé, entre Corzo y Leguizamón. “La campaña la hicimos Ramona Ceballos y yo. Fuimos casa por casa y pagamos todo de nuestro bolsillo. Supuestamente había dinero que envió el Estado nacional, pero decían que no lo podían sacar del banco. La plata nunca apareció”, precisó Cejas en una entrevista realizada en el bar del hotel Avant. 

De acuerdo a Cejas, luego de esa pelea hubo mucha tensión interna y un día Corzo se apersonó con media docena de personas en su casa, entre ellas, una escribana. Incluso en un video de las cámaras de seguridad al que accedió EL FEDERAL se puede ver que quiso traspasar la reja de entrada (foto). Filmaron el lugar y sacaron fotos. Antes de irse, dejaron una nota para que Cejas ratifique o rectifique su candidatura.

La ex candidata asegura que no contestó por consejo de Víctor Leguizamón. “Usaron eso para dejarme afuera de la lista. Lo debe haber hecho a propósito”, dijo.

Ese día, el malón de gente que acompañaba a Corzo hizo lo mismo en los domicilios de los otros dos precandidatos. “Yiyi” Ceballos dijo a EL FEDERAL que sintió mucho miedo cuando llegaron a su casa. “Casi me da un ataque, porque eran un montón y al apagué las luces en mi casa. Vinieron en patota para que firme mi renuncia”, repasó.

“Lo que pasó fue que nos usó: anduvimos por todos lados haciendo campaña, pasamos las elecciones primarias y luego nos dejó de lado con firmas truchas y un escrito de una escribana que no tiene validez, porque tiene una anotación con una birome. Nosotros ratificamos la candidatura porque pensábamos seguir, pero Corzo después arregló con otra gente, con el peronismo, y en la Junta Electoral aparece como que renunciamos”, planteó.

Miriam Cejas y Ramona Ceballos tomaron caminos distintos. Cejas confesó que quiere “estar muy lejos” de todo el resto de candidatos. No confía en nadie. Ceballos, en tanto, apoyada por Walter Vera y a Víctor Leguizamón, encabezará una lista de candidatos de diputados provinciales.

La relación con Corzo estaba completamente rota. Pero en ese espacio de Ceballos, Vera y Leguizamón aseguran que la pelea con Corzo fue por los nombres. “El acuerdo era que Ramona Ceballos encabece la lista a diputados provinciales, pero primero quiso meter a Maximiliano Rubia, que había estado preso por una protesta contra la cuarentena, y después a una funcionaria de Inés Brizuela y Doria, Liliana Medina, con el argumento de que él era el dueño del partido”, explicaron a EL FEDERAL.

“Ahí hizo una truchada, lo sacó a Leguizamón, que era apoderado, y borró de un plumazo a los candidatos. Para sacarlo a Leguizamón necesitaba a los cuatro convencionales de la UCeDé, pero el único que apoyaba a Corzo es su esposa. Fue todo ilegal”, remarcaron

¿A quién benefician?

El 27 de septiembre, Ramona Ceballos denunció por violencia de género a Cristian Corzo. Describió varios hechos de violencia, entre ellos, una discusión en la plaza de Chilecito. Dijo que le gritó, que se le abalanzó encima y que le levantó la mano. Mencionó varios testigos, entre ellos, a Miriam Cejas, que refrendó su versión, a pesar de estar distanciada de Ceballos.

Cuando EL FEDERAL publicó esta última noticia, el dirigente Maximiliano Rubia sugirió en un mensaje que detrás de la nota estaba el gobierno provincial. Lo que el joven omitió aclarar es que la candidatura de Corzo, Menem y la suya favorecen al oficialismo, porque le restan votos a Cambiemos. En efecto, medios que suelen seguir la agenda oficial están publicando desde hace tiempo las actividades de Corzo, porque es funcional al peronismo.

Incluso Rubia fue increpado en redes sociales por Ceballos, que lo acusó de ser testigo del maltrato. EL FEDERAL se comunicó con el joven a través de su cuenta de Facebook, pero no respondió al mensaje.

Varias de las fuentes consultadas compartieron con EL FEDERAL audios con declaraciones cruzadas muy fuertes. En uno de ellos se escucha a uno de los principales aliados de Corzo acusar a Leguizamón de “querer quedarse con el dinero de la campaña”. Del otro lado aseguran que, en realidad, Corzo buscaba con quién negociar los votos que había conseguido la UCeDé.

Y en eso apareció Martín Menem, que no estaba en los planes de nadie, se radicó en suelo porteño en su adolescencia y, de acuerdo a su perfil en redes sociales, no tenía ningún interés en La Rioja. Ese es un capítulo aparte de esta historia. Pero por lo pronto, se puede adelantar que a pesar de sus diferencias, Ramona Ceballos y Miriam Cejas están convencidas que con él llegó dinero a la campaña.